Skip to content

DESEMBARCO VIKINGO EN CREATIVITY ZENTRUM

18/11/2009

Mezclan sus pasiones con la vida, viajan, conocen, experimentan, aprenden y comparten. Unas veces caen,  otras se levantan y vuelven a empezar; eso si, con energía, fuerza y la ilusión desbordando por todos los poros de su cuerpo. Hace tiempo se acostumbraron a tomar sus propias decisiones y no se arrepienten. Pilotar el caos es su seña de identidad y el espíritu emprendedor su divisa. Emma, Malena, Luca, Ida, Julian e Ida son alumnos de Kaos Pilot, la experiencia danesa, de la cual os hemos hablado más de una vez en nuestro blog.

Les pido una pequeña presentación de su experiencia profesional y una sensación de sorpresa, saludable envidia y esperanza me recorre el cuerpo cuando oigo sus historias contadas con  buena dosis de humor, humildad y honestidad. Y es que parece compatible dirigir una película,  haber sido productora de teatro, fundar tu propia compañía y tener 25 abriles, como en el caso de Emma, una sueca vitalista y rompedora que ahora sueña con diseñar espacios creativos. “Muchos jóvenes van a la universidad, para no enfrentarse a la decisión de qué hacer con su vida profesional”, me confiesa Ida, una rubia danesa de la misma edad y que se estableció hace unos años en Sierra Leona por dos motivos; construir casas para los más necesitados y hacer el tipo de arquitectura que a ella le gustaba. Otros como Julian, un estadounidense que nació en China ha pasado de ser Consultor de Tecnología en Houston a alumno de Kaos Pilot,  antes fue broker y confiesa con sonrisa oriental que la educación puede ser su próximo futuro. Los seis son de los que ven la botella medio llena. Bilbao les ha encantado y la lluvia matutina de hoy no ha sido impedimento para que Luca y Malena, danés y sueca, respectivamente se hayan escapado de la cama a primera hora de la mañana para hacer un poco de ejercicio y conocer Bilbao. Sudorosos y de buen humor me han asegurado que mañana repetirán la experiencia, y que el puente de Calatrava está un poco resbaladizo. He optado por la prudencia esta vez, pero en otro momento les contaré la historia.

“Nos han educado con libertad, pero también nos han dado responsabilidades desde pequeñitos”, comenta (Catherine), una noruega de 24 años que habla español con acento porteño y que no pasó por la Universidad porque ella misma tomó la decisión de no ir.   Ni corta ni perezosa se trasladó a Buenos Aires y tras realizar  diversos trabajos estableció su propia compañía creativa. Más tarde, se incorporará Jon, un vikingo noruego que ejerce de jefe de equipo, y que en sus ratos libres le gusta navegar y explorar, como cabe esperar de un team.

Ya veis, éstos serán nuestros ilustres invitados por dos semanas. Trabajaremos juntos. Les ayudaremos a conocer Bilbao y nuestra labor en Creativity Zentrum. Esperamos obtener resultados satisfactorios y algunas enseñanzas, quizás la más importante es que el futuro –también el profesional- depende, sobretodo, de uno mismo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: