Skip to content

Dos universidades irlandesas se unen para atraer inversores

08/09/2009

El Financial Times presentaba ayer en sus páginas una iniciativa muy interesante y que tiene cierto paralelismo con la necesidad del sector creativo. Al fin y al cabo, los investigadores son también creativos en su trabajo.

La noticia es que el Trinity College de Dublín en la Universidad de Dublín y el University College de Dublín han firmado un convenio con la idea de mejorar la comercialización de la investigación. “Se trata de si nuestros Postgrados serán empleados o creadores de empleo”, sintetiza Hugo Brady, presidente de la UCD y profesor asociado de medicina en la Universidad de Harvard. Además, al unir sus esfuerzos en investigación, esperan conseguir una masa crítica de descubrimientos que resulte interesante para posibles inversores.

En Creativity Zentrum hemos hablado de la dificultad de unir los perfiles creativos y de negocios (T-Shirt and Suits, que diría David Parish), pero parece que tampoco es fácil convertir a perfiles científicos en empresarios. Tradicionalmente, se espera que los científicos continuen su carrera en la enseñanza o en la Universidad y el abandono de “la academia” es visto como una especie de fracaso. Sin embargo, los promotores de este proyecto no están de acuerdo con esta visión y creen que si bien la especialización es necesaria, debe complementarse con una conciencia empresarial y conocimiento de los procesos de negocio. “Si al menos el 5 por ciento de los graduados ponen en marcha sus propias empresas será una transformación”, dice Hugo Brady.

Su objetivo oficial: crear 300 nuevas empresas y 30.000 puestos de trabajo en 10 años. Pero para conseguir estos objetivos y mejorar la situación empresarial, el articulo señala que no sólo será necesaria la cooperación entre universidades, sino también el apoyo político. Irlanda necesita desarrollar un tejido de capital de riesgo, una política fiscal que apoye la investigación y un enfoque de inmigración que permita a sus universidades atraer talento internacional superior.

El profesor Brady señala que, aunque el proyecto hace énfasis en la importancia de comercializar la propiedad intelectual, lo más importante es la calidad y los atributos de los graduados. No siempre comercializarán invenciones desarrolladas en la Universidad, sino que en muchos casos tendrán que aporvechar ideas venidas de otros lugares. “El motor real no es la propiedad intelectual, sino la gente”.

El proyecto se inició en marzo y en junio las universidades firmaron un convenio de colaboración con un grupo de ejecutivos irlandés-americano con sede en Silicon Valley, conocido como el Grupo Irlandés de Liderazgo en Tecnología (Irish Technology Leadership Group). Este mes tienen previsto reunirse de nuvo en Washington para discutir la creación de un fondo de capital riesgo tecnológico.

El Gobierno irlandés se ha ofrecido a invertir en el proyecto 650 millones de € (£ 566m) a 10 años, dinero reasignado de otros programas. Mientras que el Massachusetts Institute of Technology, modelo de referencia del proyecto, invirtió 650 millones sólo en 2008.

“Esto significa que la nueva alianza espera tener un índice de creación de nuevas empresas alrededor del 25 por ciento superior a la del MIT, con aproximadamente el 13 por ciento de la inversión del MIT”, observa Declan Jordan, profesor de economía en la University College, Cork.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: